Comunidad orientada al desarrollo de videojuegos

Como componer tu propia música (I)

Para toda aquella persona ajena al mundo de la música el proceso de composición parece ser un mundo mágico e inalcanzable. Es verdad que para hacer una obra maestra es necesaria una gran cantidad de conocimientos y estar tocado por una varita mágica, pero no es el caso de una ambientación musical sencilla para un vídeojuego. Con un poco de ayuda, cualquier persona puede ser capaz de producir una pieza de acompañamiento decente. Y es precisamente ese objetivo el que vamos a tratar en las dos proximas entregas, obteniendo el siguiente resultado:

En esta primera entrega nos vamos a centrar en el manejo básico de un programa de producción musical y la composición de unos acordes que formen nuestra base armónica.

En primer lugar necesitamos un programa que nos permita crear las diferentes pistas o voces que componen la canción. A este tipo de software se le denomina DAW. Hay una gran variedad de este tipo de software en el mercado, como los archiconocidos ProTools o Cubase. Pero también hay una serie de programas gratuitos que cumplen a la perfección las necesidades básicas. Es el caso del LMMS, que además de ser gratuito, presenta una interfaz sencilla que nos permite llevar a cabo la tarea que tenemos entre manos.

Vamos a explicar a continuación las opciones básicas que emplearemos del LMMS, sin entrar en su configuración, ya que la configuración inicial es correcta. El aspecto de un nuevo proyecto en LMMS es el siguiente:

lmms_proyecto_inicialLa ventana de “Editor de canción” es la que muestra las diferentes pistas o voces que se van a reproducir para formar nuestra canción. En este tutorial se van a usar únicamente pistas de MIDI para controlar instrumentos, que son las denominadas “Ritmo base #”, por lo que el resto de pistas se pueden eliminar. Pulsando sobre el icono a la izquierda de cada pista se pueden eliminar una a una con la opción “Remove this track”.

lmms_editor_cancion_opcion_remove_this_trackTambién se pueden cerrar las ventanas de “FX-Mixer” y “Controller Rack”.

La ventana de “Editor Ritmo+Linea Base” (a partir de ahora editor de ritmos) nos permite ver que tipos de sonido van a tener cada una de nuestras pistas (como bajo, guitarra, piano, etc.), así como darnos paso a la ventana de selección de notas que van a reproducir cada una de estas pistas. Para seleccionar un instrumento que se asocie a nuestra pista, debemos pulsar el botón de la estrella situado en la barra de botones de la izquierda de la ventana general del programa, el cual abre “My presets”. Desplegando “ZynAddSubFX” encontramos una gran variedad de instrumentos.

Como hemos dicho, lo primero que vamos a hacer es la base armónica de la canción, haciendo unos acordes. Para estos primeros acordes se puede escoger cualquier instrumento que se considere adecuado para hacer una base, pero lo más típico es un piano o una guitarra. Elegimos un piano tipo Rhodes. Para seleccionar nuestro piano desplegamos la carpeta “Rhodes”. Pulsando sobre cada uno de los archivos “.xiz” se puede escuchar una muestra del sonido. Elegimos, por ejemplo, el “DX Rhodes 3” pulsando doble click sobre él.

lmms_my_presets

Automáticamente se añade a nuestra ventana de editor de ritmos. En esa ventana, pulsando el botón derecho del ratón sobre la zona dentada de la derecha de nuestro intrumento aparecen varias opciones, de las cuales elegimos “Abrir en piano-roll”.

lmms_editor_ritmos_abrir_piano_rollUna vez seleccionado esta opción nos aparece una nueva ventana en la que podemos empezar a componer. En la parte de la izquierda se puede ver representado un piano en vertical con todas sus notas. El resto de la ventana es una rejilla en la que el eje horizontal es el tiempo, dividido en compases, y el eje vertical son las notas.lmms_piano_roll_descripcionPara asegurarnos de que las notas que ponemos van a sonar bien, nos vamos a conformar con componer en la tonalidad de DO mayor. Para ello, solo vamos a usar las notas asociadas a las teclas blancas del piano, las notas naturales (DO, RE, MI, FA, SOL, LA y SI). En notación musical anglosajona el DO corresponde con una C, y es lo que vemos representado en cada tecla que representa un DO en el teclado de la izquierda. Al lado de la letra C se encuentra un número que representa la octava, cuanto mayor es ese número más agudo será el DO.

lmms_piano_roll_notas_do_marcadasLos acordes más sencillos son los acordes mayores y menores que se forman mediante tres notas. Para cada acorde que pongamos, se debe elegir una nota de inicio ni muy aguda ni muy grave ya que la base armónica se suele mover por esos tonos, por ejemplo el C4. Para crear estos acordes, una vez elegida la nota inicial, se deben poner otras dos notas más agudas, es decir notas más arriba en el piano vertical de la ventana. Cada una de estas dos notas deben dejar entre cada una de ellas una tecla blanca. Por ejemplo, si elegimos un DO de inicio, las dos notas que completan el acorde deben ser MI y SOL, en caso de elegir un SI como nota inicial las dos notas que completan el acorde deben ser RE y FA (ambas de la octava siguiente de notas más agudas).

Para seguir el compás más sencillo del pop/rock de 4×4 debemos poner cuatro de estos acordes para formar nuestra base armónica. Cada acorde se debe poner de la duración completa de un compás. En la siguiente captura se pueden ver los cuatro acordes que se han elegido, así como el sonido que producen. Se han elegido como notas iniciales de los cuatro acordes el DO, el FA, el MI y el SOL respectivamente.

lmms_piano_roll_notas_cuatro_acordesLas combinaciones posibles de cuatro acordes en tonalidad de Do mayor es muy amplia, por lo que se debe jugar y ir combinando hasta encontrar el resultado que a uno le agrade.

En las siguiente entrega veremos como poner un bajo de acompañamiento a los acordes elegidos, añadir variedad con otro instrumento de diferente timbre, poner alguna nota de melodía y mezclar todas estas pistas para obtener la canción final.

,

9 thoughts on “Como componer tu propia música (I)

Leave a Reply